24 de febrero de 2016 –

Con la visita de George Irving y un premio para Roberto Carnaghi, comenzó ayer la VI edición del festival dedicado al gran dramaturgo, de cuya muerte se cumplen en abril 400 años

“Estoy emocionado y sorprendido por recibir este premio. He interpretado a varios personajes de Shakespeare y lo he hecho lo mejor posible. Un actor trata de arañar a estos personajes, porque nos abren la cabeza con su delirio.” Con estas palabras y con la voz quebrada, Roberto Carnaghi agradeció ayer el premio que este año le entregaron los organizadores del sexto Festival Shakespeare Buenos Aires, inaugurado ayer y que se extenderá durante dos meses con un amplio abanico de actividades en la ciudad y también en Uruguay.

El acto se celebró en la residencia del embajador británico, John Freeman, en Recoleta; incluyó copetín y tuvo elenco propio: actores como Juan Gil Navarro, Malena Solda, Marco Antonio Caponi y Alexia Moyano, así como el británico George Irving, entre otros, lo acompañaron en la entrega del reconocimiento.

Tras el mensaje de bienvenida del embajador, tomó la palabra el ministro del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, que destacó lo “valioso de este festival” para una “Argentina tan shakespeariana como la nuestra” y anunció que el cierre de la programación se celebrará con un gran acto de acceso gratuito que tendrá lugar en Tecnópolis. “La calidad no está reñida con lo popular”, matizó.

“¿Qué supone Shakespeare en el siglo XXI?”, lanzó la pregunta ante una sala repleta el director del festival, Patricio Orozco, luego de anunciar que el evento se celebrará esta vez a lo grande por los 400 años del aniversario de la muerte del bardo isabelino. “Se dice que Shakespeare ha sido el poeta que mejor ha descripto el alma humana”, pero hoy en día su nombre también sirve “para construir vínculos, entre artistas, espectadores y países, lo cual permite seguir ampliando la familia shakespeariana”, añadió.

Por su parte, sobre los textos del escritor inglés, se explayó el galardonado. “Ha sido el poeta más importante de todos los siglos. En todas sus obras estuvieron los nobles y los humildes, no escribió solamente para una clase social y habló de su tiempo”, dijo Carnaghi. A sus 77 años, el actor se confiesa adorador de Shakespeare. Llegó a encarnarse en la piel de Gloucester, en representaciones del Rey Lear; de Polonio, en Hamlet, de Ricardo III y del propio Macbeth.

Pero antes, de joven, Carnaghi fue lector de su obra. “A diferencia de los clásicos españoles, él fue renacentista. El resto escribía acotado por la virginidad o por otras cosas, pero en Shakespeare no hubo nada de eso. En él está el ser humano de verdad, con todas sus carencias. Ha puesto a todos, no los ha mezclado”, dijo tras reconocer que, de entre los personajes shakespearianos que le quedaron por personificar, le habría gustado vestirse de Romeo.

Juan Gil Navarro, mientras recorría uno de los salones, reflexionaba acerca de la idoneidad de actores como Carnaghi para representar a estos personajes. “Roberto es maravilloso. Yo hice de su hijo en Rey Lear. Los de su generación son actores de una época que ya no existe: comieron otra comida, leyeron otras cosas, vivieron otros momentos y tienen un decir que nuestra generación no tiene y que, sino lo tomamos, se morirá con ellos”, subrayó.El joven actor destacó el “profundo compromiso” de estos primeros artistas. “Nosotros somos más dispersos a la hora de lograr objetivos. Ellos iban como un toro detrás de algo y lo conseguían. Y estos textos te piden que te enfoques y que seas honesto, pero no solamente sobre el escenario, sino abajo. Si no lo sos abajo, no lo podés ser arriba”, recalcó.

Irving será Marco Antonio

El británico George Irving, reconocido actor de cine, teatro y televisión en Inglaterra, será el encargado de abrir este sábado, a las 17 horas, en el Paseo La Plaza, la programación del festival. Lo hará con la interpretación de un unipersonal: Anthony Unbound, dirigido por la también británica Penny Cherns, quien ayer lo acompañaba en la residencia del embajador.

Es la primera visita de Irving a Buenos Aires. Llevaba menos de 24 horas y tuvo sus primeras impresiones: “Salí a pasear anoche (medianoche del lunes) por los alrededores del Hotel Plaza y disfruté mirando a la gente”. Como Marco Antonio (el personaje que interpretará el sábado), cuando se perdía por las calles de Egipto y observaba a la gente común, el actor dijo que percibió “una vibra encantadora… y eso que no hablo ni una palabra de español”.

Esta primera obra del festival, que será de producción internacional, narra el conflicto interior que asediaba al general Marco Antonio cuando entraron en disputa sus deberes para con Roma y su otra vida, junto a Cleopatra, en Oriente. El amor y la pasión frente al sentido del honor. “Descubrí con Antonio que es un personaje que trata de conjugar dos mundos muy diferentes. Es una obra sobre la desintegración de un hombre y de un líder. Luego descubrimos que Antonio contaba su historia en sus propias palabras. En sus textos estaba su espíritu”, dijo Irving, quien no dudó al señalar que en Shakespeare está “todo”.

El artista británico sólo interpretó esta pieza anteriormente ante pequeños públicos en Inglaterra. “Penny siempre me dijo: «Tenés que interpretar a Marco Antonio antes de que seas muy viejo». Y aquí estoy”, contó sonriente.

Entre los espectáculos del programa, este sábado, a las 10.30, en la cancha de fútbol central de Ciudad Oculta, se representará la obra para niños Noche de Reyes, tardecitas de doncellas. El festival también cuenta con una app propia y una página web en donde consultar la información del evento: www.festivalshakespeare.com.ar.

Actuaciones y workshop

El festival se celebra con la colaboración de la embajada británica de Buenos Aires, la Fundación Romeo y el British Council. La programación, que contempla también reconocimientos a los actores Judi Dench y Kenneth Branagh, y al profesor James Shapiro, incluirá conferencias sobre la vida y obra de Shakespeare, actuaciones teatrales, cine, un workshop dirigido por George Irving y Penny Cherns, obras en Punta del Este, caminatas shakespearianas, infantiles, interacción con colegios y una maratón online.